Play
Stop

Cirque du Soleil y una experiencia en Stereo

El 20 de junio de 2018, las puertas de acceso del Jockey Club Paraguayo se abrían al final de la tarde, para recibir a un público que quizás haya rememorado la época en la cual este lugar, era el elegido como escenario de artistas internacionales de la talla de Aerosmith, Lady Gaga o Noel Gallagher, marcando quizás “sin querer”, el inicio nueva era. Tiempo en el cual se debía hacer un largo recorrido, hasta llegar al centro del predio en donde se levantaron distintas estructuras según lo necesario para cada show.

Pero ese miércoles, de clima agradable, era diferente. La misma caminata, sí, pero con un paisaje distinto. En el centro del campo del Jockey Club, se levantaba una imponente carpa que impresionaba por su tamaño y “desesperaba” por la ansiedad de saber que exactamente ocurriría adentro.

El Cirque du Soleil ya se había presentado en suelo paraguayo con su espectáculo “Amaluna”. La mayor diferencia entre el anterior show y el que estrenaron ayer, no se basaba únicamente en nuevas coreografías o vestuario, ni siquiera se trataba de piruetas más arriesgadas: esta vez, la compañía canadiense tocó el alma de los fanáticos del rock argentino, al ofrecer un emotivo homenaje celebrando la trayectoria de Soda Stereo.

Abundar en detalles sobre esta banda, sería gastar tiempo de lectura puesto que quién no conozca al menos el rostro de su fallecido frontman, Gustavo Cerati, definitivamente vivió en una cueva toda su vida.

Desde el principio mismo del evento, la emotividad fue el plato fuerte de la noche. Desde ver pasar a Zeta Bosio y Charly Alberti por la alfombra roja, a tan solo centímetros de fanáticos y miembros de la prensa (que más de uno dejó en evidencia su felicidad) hasta el evento en sí.

Junto a algunos de los artistas del circo, los músicos posaron para las fotografías y respondieron a notas para la prensa, claramente emocionados por el recibimiento. Siendo las 20:00 horas, culminaba lo que fue la alfombra roja, de tal forma a dar paso al público para que accedan a la carpa montada para la ocasión.

Hablar netamente de lo que es el show, sería arruinar el momento para aquellos que aún no pudieron asistir, así que un intento de evitar tal situación, se podría concluir de la siguiente manera: el Cirque du Soleil ofreció una hora y media de una experiencia envolvente. Una experiencia en Stereo.

Entrevista a Zeta Bosio

 

Entrevista a Charly Alberti