Play
Stop
Asuncionico 2018

Asuncionico 2018: una fiesta que despertó todos los sentidos

Cuando en el 2017 se anunciaba la segunda edición del festival Asuncionico 2018, luego de años de pausa, hasta el más incrédulo miembro del público apostó prácticamente a ciegas a la nueva propuesta que G5Pro ofrecía. En primera instancia, la productora se reservó el lineup oficial del evento, dejando en el misterio a los artistas que conformarían las filas del acontecimiento más grande de los últimos años.

Ni la lluvia ni el lodo pudo parar las voces y gritos cargados de energía de cerca de 50.000 almas que se conglomeraron detrás de las vallas de seguridad que daban a los 3 escenarios del Asuncionico, durante los tres días de este festival. Con artistas nacionales e internacionales que fueron desde Mon Laferte, Babasónicos y Galantis, y coronando cada noche con los tres headliners Imagine Dragons, The Killers y Gorillaz, el evento marcó un antes y un después en la escena musical paraguaya.

Día 1

El grupo nacional Paiko abrió el show, siendo la primera banda en ofrecer un espectáculo maravilloso y con la energía que los caracteriza, con algunos intrépidos asistentes llegando ya al predio del Espacio Idesa, en busca de asegurar un lugar al frente de los escenarios que más tarde colmarían el terreno.

La noche siguió con artistas como Chic Floyd, Midistroy, Mon Laferte y Milk Shake en los diferentes stages montados para la ocasión, mientras la noche se hacía presente y los pasos de más asistentes marcaban el camino en medio de una lluvia que amenazaba con volverse cada vez más y más intensa.

A las 19:15 con un Alan Walker poniendo a bailar al público, subía en simultáneo Purahéi Soul complaciendo a unos cuantos más relajados y hambrientos de notas poderosas y menos bandejas psicodélicas. Un verdadero festín que complacía todos los gustos.

Imagine Dragons

Más avanzada la agenda del Asuncionico, Turf y Banana Pereira le subían al buen rock, dando paso luego a Kygo y Tender Cage, los últimos valientes encargados de terminar de calentar la las gargantas para dar paso al plato fuerte: Imagine Dragons.

La banda liderada por Dan Reynolds, hizo temblar el Espacio Idesa con su poderoso trueno y  radioactividad, que a pesar de las gotas que caían de un cielo que parecían querer intimidarlos, se lucieron no solo con sus mejores canciones, sino con un carisma digno de generar envidia.

Día 2

Ya con el sol arriba, la jornada del 21 de marzo parecía verse amenazada por un terreno empapado, infraestructuras que lucirían poco durante la noche y nubes que seguían anunciando lluvias. Pero no, ninguna de estas circunstancias detuvo ni por un segundo a los organizadores del evento.

Anunciando media hora de retraso en todos los espectáculos para poner a punto todo lo que la lluvia se encargó de mojar una noche antes, G5Pro no se echó para atrás y continuó alimentando la más maravillosa experiencia musical que su público viviría en mucho tiempo.

Arrancando a las 16:30 horas con una selección musical denominada G-Live, la agenda se desarrolló sin ningún problema, dando paso a artistas como Anna Chase, Maleza Fever y María Rehnfeld encargados de dar pie a la fiesta.

Con las primeras horas de la noche en puerta, Kchiporros, Rorro Ruiz Díaz y Yellow Claw subieron el volumen y terminaban de emocionar a los fanáticos que ya se encontraban en el lugar.

 

The Killers

Mothership, Babasónicos, Eeeks , Galantis y Kita Pena terminaron de agitar el aliento de aquellos quienes a pesar del lodo y el viento, rompieron caderas bailando y saltando, ansiosos por la llegada del segundo headliner: The Killers.

Dejó de importar la lluvia, o la hora o si al día siguiente muchos debían estar firmes en sus oficinas a las 7:00 de la mañana: Brandon Flowers y su polenta, hicieron que todo deje de importar, que toda posible preocupación se redujera a ese instante. Así The Killers abrió su espectáculo con “Somebody Told Me” y un enfurecido eco retumbaba a la par en todo el predio, que ni un tropiezo del vocalista pudo detener.

Día 3

Un cielo nublado amenazaba nuevamente con aguar la fiesta, motivo por el cual G5Pro sacó todo su armamento: desde tempranas horas, se pudo ver como tractores y camiones llenos de arena, rellenaban los pozos de lodo y agua que habían quedado debido al clima que azotó la zona durante los días previos.

Con una ardua labor contra el reloj y el horario de apertura de portones acercándose peligrosamente, se podía ver en el predio a miembros del staff organizador, correr de un extremo al otro del Espacio Idesa ultimando detalles.

Cuando el reloj marcó las 15:30 horas y con todo a punto, los fanáticos que ya desde tempranas horas se conglomeraban frente a la entrada, ingresaban en busca de los mejores lugares en su stage de preferencia. Siendo las 17:00 horas, la artista trap nacional Mi$$il, puso a bailar a la audiencia desde el mismo instante en el cual subía al escenario.

Pasando por la banda uruguaya “Caro Gloodo y el Cardumen Funk” y con artistas nacionales como Iván Zavala, Pat & The Jurassic Band, Dalí, La de Roberto y Bohemia Urbana, la noche tuvo variados estilos para enloquecer al público.

En las líneas de artistas internacionales, el enérgico dueto Sofi Tucker prácticamente “obligó” a todos a bailar, puesto que era inevitable no mover al menos tímidamente la cabeza al ritmo de sus canciones.

La noche también fue testigo de la fuerza de Milky Chance y el Dj Dillon Francis, quienes no dieron tregua a la audiencia ni por un solo segundo, ya que tema tras tema las miles y miles de personas presentes, vibraron en un recorrido musical por la trayectoria de estos artistas.

Una de las sorpresas más maravillosas del evento, fue el grupo indie Metronomy, por el sonido impecable y casi mágico que ofrecieron. Más de algún distraído que desconocía a la banda, giró la cabeza en dirección al escenario donde se presentaban, para al menos entender de dónde provenían acordes y notas tan preciosas.

Gorillaz

Ya con la actuación del Dj estadounidense llegando a su fin, los ansiosos fanáticos de Gorillaz ya se apresuraban y apretujaban frente al escenario donde éstos se presentarían a las 00:00 horas, como se había anunciado previamente. De manera sorpresiva, las luces del escenario se apagaron 10 minutos antes y un enfurecido grito de la multitud sacudió el predio: los miembros de la banda entraban a escena, seguidos de un Damon Albarn listo para la acción.

La canción “M1 A1” abrió el concierto, seguida de lo mejor del repertorio de Gorillaz. Muchos de los artistas que colaboraron con distintos temas de la banda virtual, hicieron acto de presencia, dejando con la boca abierta a todos por sus habilidades vocales y la fuerza con la cual golpeaban la noche del martes 27 de marzo.

Damon Albarn por su parte, con su particular andar algo distraído que mucho recuerda al vocalista principal ficticio de la banda, 2-D, bailó, saltó, se bajó entre el público y hasta posó “seductivamente” para las fotos, demostrando gran carisma y repitiendo reiteradamente “Aguyje” al final de casi cada canción interpretada.

Avanzada la noche, la banda se despedía cerrando uno de los eventos más importantes de la escena musical que se haya visto en el país ¡Abran sus libros de historia y marquen las fechas! Porque definitivamente el 20, 21 y 27 de marzo de 2018, quedaron en la historia.