Mistura 2017, una feria que celebra el gusto de ser peruano

En una fiesta que une tradición, creatividad, diversidad e identidad, Mistura 2017 llega en su décima edición, en el distrito del Rímac – Perú. Este festival gastronómico busca celebrar la cocina nacional, así como también la cultura del país. Desde Urbana 106,9 FM, te contamos un poco más de este evento.

 

Un poco de historia

Bajo la organización de la Sociedad Peruana de Gastronomía (Apega), la Feria Gastronómica Internacional de Lima conocida como Mistura, tuvo el placer de presentarse al mundo en el año 2008 con el mensaje “Perú Mucho Gusto”, en una fiesta que celebró -y hasta hoy día- la peruanidad desde el paladar.

A partir de entonces, la feria a cobrado tal importancia, que hasta el día de hoy a albergado a más de 200,000 visitantes, muchos de ellos extranjeros que llegan con ansias de deleitarse con sabores propios de la región.

Apega es una asociación civil sin fines de lucro fundada por el chef Gastón Acurio, y actualmente liderada por su presidente Bernardo Roca Rey.

Una delicia para los sentidos

En medio de sabores, aromas, colores y sonidos, Mistura conquista con una infinidad de opciones gastronómicas, exposiciones, bailes, música y concursos.

Además de todo lo mencionado, la cereza del pastel de la feria es el Gran Mercado. Esta sección es un tributo a la producción de la tierra peruana: cientos de productores agropecuarios de todas las regiones del Perú, reunidos para mostrar con orgullo la gran variedad de insumos que han hecho de su gastronomía, una de las más destacadas del mundo.

Asimismo, reconocidos cocineros peruanos se dan cita en La Cocina del Gran Mercado para preparar sabrosos potajes con insumos oriundos del Perú.

Presentes en la mesa

Amigas cercanas a la radio, Patricia Cardozo y Maika Rasmussen se hicieron presentes durante el fin de semana en Mistura 2017, disfrutando de la experiencia del festival.

Entre sus mayores atractivos, nos contaron que es la primera vez en la cual la ocasión se traslada a los barrios del distrito del Rímac, zona considerada como Patrimonio Mundial de la Unesco.

Pudieron disfrutar además, del “Chancho al palo”, stand donde los cocineros implementaron una nueva forma de cocción en una parrillas cuadriculadas, donde cortan al cerdo al medio y le hacen tajos cuadrados a la piel, logrando de esta manera que se reduzca el tiempo de cocción.

Un sinfín de opciones adornaban el lugar, entre salados y dulces.

¡Buen provecho!

Con cientos de stands participantes, este año la feria se dividió en distintas áreas pensadas hasta para el paladar más exigente. Desde “brasas”, “ceviches” y “caldos”, pasando por “dulces” y “picanterías”, Mistura es sin lugar a dudas, una fiesta para sacarle un buen provecho.